Nos hemos mudado

REDIRECCIÓN

¡Nos hemos mudado! Serás dirigido automáticamente en cinco segundos. En caso contrario, puedes acceder haciendo click en el siguiente enlace

http://www.entrerespuestas.wix.com/nuestro-mundo

Gracias por tu fidelidad

¿Rendirse? No les des el placer

Histeria, el lema del día se escribe sin que usted sonría, santo y seña de una mañana en la que el mañana amenaza con no dejarte ver una salida, y es que tu herida en vida es compartida por demasiados, permitida por aliados hipócritas que te soltarán por su megáfono lava cerebros que hoy estamos mejor. No te mienten, tú, que no eres un demente no puedes evitar que inventen pero sí hacerle frente. Estamos mejor y llevan razón, él y los suyos no perdieron, ganaron, y están mejor que tú y que tú y que yo. Odio es lo que salta, pedir calma mientras las almas vagan sin que el karma descanse tranquilo, porque lo que a mi me piden sin decirlo es dejarles a todos colgados sin hilo… del que tirar más que para dejarnos tranquilos.

Para mí, temperamento en túnel con entrada a un laberinto que no pinté, la escoria que mora en esos asientos no merecen un lamento ni un segundo de aliento. A los que ‘escrachean’, a los que ponen su cara a sabiendas de que quedará morada, yo les doy el abrazo del hermano, porque nada se logró sin que alguien llorara, y ya es hora de que las lágrimas caigan desde arriba, desde esos despachos intocables en los que un demonio amable te habla en balde. Y tiendo mi mano a los que toman las calles desde el subsuelo al suelo, a esos que alzan la voz en pos de que el anhelo no llegue a velo.

Los palos te los llevas tú, porque esos que están ahí para protegerte no hacen más que joderte como brazo activo de un dominio herido por la avaricia y la vagancia de ideas, y es que la masa gris escasea entre el mando y el ser humano al que una placa aplaca su corto pensamiento para repartir terror, ese olor a sangre que sus manos mancha con la avalancha de una desesperación, de una erosión sin freno hacia el infierno. Un terreno arado sin remordimientos por seudoanimales que a la mínima necesitan pañales.

Todos somos iguales ante el verde, pero no en todos los hogares florece, hay quien se lo gana y hay quien se lo lleva porque le da la gana. Si eres de los que vive en secano, sujeta bien tus manos, porque si se te escapan para comer te las capan sin que una presunción se apiade de tu persona, no es en broma, un tropiezo arruina tu vida mientras que las de los que tienen la tierra fértil en sobres, desfalcos y engaños no pisan el talego ni en mil años. Sistema feudal que democratiza para unos y atiza sin reparos a los que ponen su subsistir en liza.

Los ojos ven y las armas alarman al que felicita a los que se quedan en su casa, a los que agachan la cabeza y a los que les aplauden su estupidez. Porque cada mañana hierve sangre, no te enojas, no te sonrojas, sino que cogerías lo que tuvieses más a mano y le rebanarías; sí, no dudarías, es lo que pide este país, este estado sin derecho a comer, a dormir, a vivir.

Pero no lo haces, no eres tan imbécil como esa escoria para los que cualquier bien que se les acerque ya es más de lo que merecen. Tú, que eres de verdad el latir de esta tierra que te vio nacer, que te hizo persona bajo su techo, con tu plato, con tus diversiones y sufrimientos, tú que sientes cada día el calor, el frío y ese río inundado de verdaderas sensaciones. Tú, no te rindas, no les des el placer.

Os dejo con Knights of Cydonia de Muse (música y letra)

Ven, cabalga conmigo
Por las venas de la historia
Te mostraré un dios
que se duerme en su trabajo

Cómo podemos ganar
cuando los idiotas pueden ser reyes
No pierdas el tiempo
o el tiempo te echará perder

Nadie me cogerá vivo
Ha llegado la hora de arreglar las cosas
Tú y yo debemos luchar por nuestros derechos
Tú y yo debemos luchar por sobrevivir

Nadie me cogerá vivo
Ha llegado la hora de arreglar las cosas
Tú y yo debemos luchar por nuestros derechos
Tú y yo debemos luchar por sobrevivir

Nadie me cogerá vivo
Ha llegado la hora de arreglar las cosas
Tú y yo debemos luchar por nuestros derechos
Tú y yo debemos luchar por sobrevivir

Chávez, ¿revolucionario o dictador?

5 de marzo. Hugo Rafael Chávez Frías, presidente de la república bolivariana de Venezuela muere tras 22 meses de lucha contra el cáncer a la edad de 58 años. Autoproclamado azote del imperialismo, tan bocazas como pasional, deja ahora un legado con un vacío cuyas consecuencias están en el aire, abriendo así un debate sobre el futuro de su país y de la revolución que allá por finales de los setenta inició cuando su repercusión mediática no asomaba más allá del localismo.

“A mediados de los 80 propuse a mis compañeros militares agregar la letra R -de revolución- a la sigla de nuestro movimiento que se llamaba EB-200 -Ejército Bolivariano 200 porque en 1983 era el bicentenario del nacimiento de Bolívar-. (…) El movimiento había crecido pero todavía éramos pequeños grupos, que al fin nos definimos como un movimiento bolivariano revolucionario. Lo que perseguíamos era eso, una revolución, una transformación política, social, económica y cultural inspirada en el planteamiento de Bolívar”. Palabras del propio Chávez en relación a la corriente bolivariana y nacionalista que se gestó en el ejército venezolano y que él mismo ha implantado en Venezuela desde hace ya casi catorce años. Un nuevo camino ideológico que ha ido evolucionando desde ese primer momento hasta lo que hoy se denomina como nuevo socialismo del siglo XIX, y que me da pie a estas líneas.

Hoy, después de su adiós yo me pregunto: ¿Se ha ido un hombre, un revolucionario, un dictador o un pensamiento? Para que engañarnos, lo que más ha calado de su salto al primer plano mundial fue su reiterado odio a Estados Unidos. “Yanquis de mierda“, quizás la frase que más ha repetido a boca llena y que le ha servido para ganar simpatías y detractores. Un mensaje tan directo como claro que ha dejado en segundo plano todo lo demás.

Con Simón Bolívar como símbolo de cada paso y fusionándolo con su mente izquierdista, para muchos dotada de un comunismo encubierto, Chávez ha llevado a cabo un programa social que, con el trasfondo de populismo y acusado de no ser más que limosna para el pueblo, ha tratado de llevar a cabo medidas en las que el pobre pudiera ver un cambio para mejor en su vida. En esta política se encuadran las misiones bolivarianas, que dieron sus primeros pasos en 2003 con un ideario desde el enseñar a leer y escribir al más analfabeto hasta de dotar de estudios superiores a los desfavorecidos; otra de las misiones más relevantes es la de dar atención médica a quienes no pueden permitírsela, esto último en estrecha colaboración con Cuba. Y por supuesto la reforma agraria de 2005, por la cual se llevó a cabo la expropiación de latifundios y tierras en manos de terratenientes, para dárselas a quienes las quisieran trabajar; fue justo en este punto en el que desde EE.UU. se le acusó de comunista.

Lo que para muchos ha sido una ventaja, el tener al libertador Bolívar como insignia, ha sido para otros el mayor de sus pecados. “Mi ejemplo puede servir de algo a mi patria misma pues la moderación del primer jefe cundirá entre los últimos y mi vida será su regla. El pueblo me adorará y yo seré la arca de su alianza”, así se expresaba Bolívar, y con estas mismas expresiones ya Marx en su día se desligó de él al verle como el creador del culto a la personalidad. Una cuestión que no ha dejado de crear controversia hasta nuestros días entre estudiosos sudamericanos, así, el historiador Germán Carrera Damas considera que el bolivarianismo ha hecho uso de un culto del pueblo para convertirlo en un culto para el pueblo, o lo que es lo mismo, un instrumento ideológico para dominar a la masa. Manuel Caballero, también historiador va más allá, enlazando aspectos de esta corriente con la “religión política fascista“, basada en un hombre que pretende ser “el Profeta del Dios Único“.

Llegados a este punto no hace falta decir que la diplomacia nunca fue el punto fuerte del comandante venezolano, que se fue haciendo enemigos casi al ritmo con el que las palabras fueron saliendo de su boca. Frases como: “Da tristeza porque se convirtió en un cachorro del Imperio“, dirigida a Vicente Fox siendo éste presidente de México; “Eres un ignorante, burro, hombre enfermo, inmoral, cobarde, mentiroso, genocida, mataniños, borracho, ridículo“, a George Bush; “Tenemos 500 años aquí y nunca nos callaremos, mucho menos a la voz de un monarca“, al rey don Juan Carlos; o “Señora canciller se puede ir a… Y no voy a decir más porque es una mujer. Ella es de la derecha alemana, la misma que apoyó a Hitler y la misma que apoyó al fascismo“, a Merkel, sirven como ejemplo de la vehemencia que siempre ha caracterizado a su discurso.

Radical, pasional, así era Chávez, quizás en exceso, pero no por ello el juicio debe ser más banal. Hay quien dirá que hoy día esos comentarios y esas ideas están fueran de lugar, que la diplomacia es la que debe regir el orden mundial, pero donde muchos ven aquello hay bastante más de dominio monetario e hipocresía de lameculos por dos duros. Al ex presidente venezolano se le podrá acusar de muchas cosas, y con razón y causa aseguradas, pero no se le podrá tildar de esconderse o no decir lo que pensaba, algo que en las alturas es un oasis, ya sea con agua o seco por su efimeridad.

Hablo de dominio monetario sin temor a la más nimia equivocación por el petróleo. ¿Alguien piensa que de no ser así los estadounidenses estarían tan encelados con Venezuela? No creo. La doctrina Monroe, la cual justifica el intervencionismo estadounidense en suelo latinoamericano y el Caribe tampoco ha ayudado, si bien su puesta en práctica es limitada, y no es más que otra arista dentro del gran prisma llamado petróleo, algo por lo que los del norte de América lo dan todo. Si unimos todo lo anterior a la estrecha relación de Chávez con Cuba, archienemigo de los estadounidenses, hay poco más que decir.

Modelo en incierto desarrollo

Su marcha deja la gran duda de qué pasará ahora. Ese nuevo socialismo del siglo XXI que puso en sus palabras allá por 2005, que bebe de la economía marxista y que tiene como ejes el desarrollismo democrático regional, la economía de equivalencias, la democracia participativa protagónica y las organizaciones de base está en estos momentos en el aire. Sucesor de carne y hueso no le falta. Nicolás Maduro es su nombre, un hombre que en dos décadas ha pasado del volante del autobús que conducía cada día al de todo un país que no sabe muy bien qué esperar de él. Quienes le conocen aseguran que ha sido designado por ser de la izquierda más radical dentro los hombres de confianza de Chávez, algo que no sabemos si le servirá de mucho ante una población tan opuestamente dividida como la que ha heredado. Más importantes en esta transición se antojan las posturas de los que han tomado la ideología del ex presidente como propia; hablo del presidente de Ecuador Rafael Correa y del presidente de Bolivia Evo Morales; ambos tienen ante sí el interrogante de asumir el rol de líder o por el contrario mantenerse en un segundo plano.

Pregunté qué era lo que se iba con él, y la verdad es que no es sencillo. ¿Golpista? Sí, pero llegó al poder por las urnas. ¿Democracia? A medias porque hay separación de poderes, pero la ley fundacional de la Constitución chavista da lugar a que los poderes legislativo y judicial le den margen para gobernar con arbitrariedad; además, una reforma aprobada en 2009 le daba luz verde a presentarse a la relección ilimitadamente. ¿Libertad de expresión? La censura ha ido ganando terreno. Y llega la pregunta final: ¿Compensan estos recortes en derechos de la población civil por la lucha contra la pobreza? Los datos están ahí, cuando llegó valor de ésta estaba por encima del 40%, ahora que se ha ido roza el 20%. Juzguen ustedes.

“Hemos asumido el compromiso de dirigir la Revolución Bolivariana hacia el socialismo y contribuir a la senda del socialismo, un socialismo del siglo XXI que se basa en la solidaridad, en la fraternidad, en el amor, en la libertad y en la igualdad”. Lo dijo Chávez y suena bien pero, ¿es la realidad de Venezuela? Está claro que ha muerto un revolucionario si lo entendemos como alguien que va contra lo establecido. Está claro que ha muerto un dictador por su insistencia en mantenerse en el poder a cualquier precio y socavando libertades a su propio pueblo. Pero el pensamiento está ahí y perdurará, tan válido como los demás, pero tan equivocado en el camino elegido como muchos de ellos que confunden revolución con obligación y sumisión.

William Wallace, la lucha en mayúsculas

Corren tiempos de lucha, de inconformismo, de demostrar que callar las voces a base de palos sólo sirve para que al amanecer siguiente se escuchen más fuerte. Puede que haya días en los que la garganta se quede seca, en las que la cama parezca ser tu único amigo; pero hay que levantarse, hay que demostrar que por mucho que el mundo se te venga encima, tú puedes con el.

Por eso os dejo con William Wallace en Braveheart. Porque hoy puede que el pasado 14-N se vea como algo inservible, porque los abusos policiales ante las protestas en nuestro terriotorio y en otros igual de desfavorecidos en favor del ricachón pijo podrán repetirse en más ocasiones, porque seguirán dejando a gente sin sus casas y sin pan para que el del Mercedes se compre otro, pero como dijo Wallace “estoy viendo a un ejército de paisanos míos, aquí reunidos contra la tiranía (…) Puede que nos quiten la vida, pero jamás nos quitarán ¡¡la libertad!!

Un San Valentín del 8

Y llegó San Valentín, ese día que al menos yo empecé a celebrar en el colegio, no recibiendo muchas cartas la verdad, y que a día de hoy es fecha obligada para todos aquellos que comparten su vida con otra persona, si tienen a bien celebrarlo el 14 de febrero, claro está.

El desencanto por esta fiesta se ha ido extendiendo en los últimos tiempos con el paso de leyenda a verdad de que fue un invento de los centros comerciales para rascar dinero del amor ajeno, y no seré yo quien revierta esta idea; aunque si hay que echarle la culpa a alguien, al menos en principio, debe ser a romanos y británicos, por este orden. Los primeros por no dejar casarse a los cristianos y mosquear así a San Valentín, y los segundos por empezar a hacerse regalos a mitad del siglo XIX, costumbre que empezó con unas postales y que ha terminado en lo que ya conocemos.

Pero no todos los 14 de febrero son iguales, así que hoy os dejo uno diferente al de nuestro país, ya que aunque para nosotros se celebra únicamente el amor, en Latinoamérica también se entiende como una fiesta de la amistad. Y quién mejor que Chespirito, protagonista de El Chavo del Ocho, para explicarnos con su humor cómo se vive allí este día.

También es un día peligroso, no sólo hay besos y buenas caras, porque un despiste puede ser crucial en tu relación. ¿Olvidarte de San Valentín? Puede ser tu ruina, en un sólo día puedes dar al traste con todo, por eso es mejor no despistarse o al menos ser tan rápido de reflejos como nuestro amigo Homer.

Bueno, lo celebres o no, estate atento, no vaya a ser que Cupido te la juegue con una flecha… Sean felices.

sv1

‘Papasanto’ el rato

Tras el anuncio de dimisión del Papa, lo primero que me pide el cuerpo decir es que no está la cosa como para dejar un curro, aunque también entiendo que su situación no es la misma que la de aquellos a los que les despiden con una mano delante y… ninguna detrás. No os contaré quiénes pueden sustituir a Benedicto XVI ni cómo queda ahora el Vaticano ni nada por el estilo, para eso ya tenéis medios que dedicarán páginas y horas televisivas y radiofónicas a ello. Mi visión es distinta, os quiero mostrar como el Pontífice también sabe pasarlo bien y dejar de lado todos esos pensamientos arcaicos de la Iglesia, cómo por unos minutos ha dado en más de una ocasión el salto a la pequeña pantalla para sacarnos a todos unas risas.

En primer lugar tenemos su visita a Quahog, pequeña ciudad en la que Peter Griffin y su familia acogerán amablemente al Papa por una buena causa. El extracto que os pongo pertenece al capítulo 2 de la 2ª temporada y se titula Holy Crap en EE.EE. y Maldita sea en España. En este episodio Peter intenta reconquistar el cariño de su padre con la ‘ayuda’ papal, ya que su progenitor es ultracatólico. Capítulos como éste y otros aún más controvertidos como el llamado Family Gay, en el que Peter es contagiado por el ‘gen gay’ y va a curarse a un campamento en el que el instructor afirma: “Vuestro señor y salvador Jesucristo odia a mucha gente, pero a ninguna tanto como a los homosexuales”, han hecho que muchos colectivos afines a la Iglesia hayan protestado insesantemente tradando de acabar con la serie, que llegó a ser cancelada en dos ocasiones en los años 2000 y 2003.

Enlace para ver el capítulo completo http://www.kewego.es/video/iLyROoaft4dA.html

Pero si hay una serie que carece de cualquier regla que limite sus contenidos esa es South Park, y aquí tampoco se libra su Santidad de tener su cameo. Hablamos del capítulo 14 de la 9ª temporada llamado Bloody Mary, en el que el padre de Stan es alcohólico y le convencen en el grupo de apoyo de que su curación sólo puede venir con ayuda divina, con la suerte de que en una iglesia ocurre un milagro (la Virgen empieza a sangrar por el culo y allí que van todos los creyentes a curarse, él incluido. Todo cambiará con la visita de Benedicto XVI, que aclara lo ocurrido en este extracto del episodio.

Enlace para ver el capítulo completo http://planeta-southpark.blogspot.com.es/2012/12/temporada-0914-sangre-de-maria.html

No queda aquí tampoco la apariciones eclesiásticas en la pequeña pantalla, en el año 2005 apareció Popetown (Papavilla), una serie producida por la BBC en el Reino Unido, y que desde el 2007 dió el salto a la MTV Latinoamérica. En ella se muestra al Papa como un pequeño, caprichoso y malcriado con la edad mental de un niño; su juguete favorito es la cruz saltarina y su frase más repetida “Te odio, Dios te va a castigar“. El argumento general de la serie es una parodia del Vaticano en la que no faltan un sacerdote depravado sexual y tres obispos corruptos que buscan hacerse ricos a costa del Papa. Aquí os dejo un ejemplo de esta producción, que por supuesto, tampoco ha estado exenta de controversia allá donde se ha emitido.

Bueno, con esto acaba mi pequeño homenaje a la figura del Papa y a su otra cara, cuando lejos de su Vaticano ‘no natal’ se ponen entre frames para sacarnos unas risas. Sean felices.